Terapia de pareja

¿Hay problemas en tu relación de pareja? No vivas más con esa insatisfacción

Terapia de pareja

La terapia de pareja, también denominada psicoterapia de pareja, es un tratamiento psicológico dirigido a la relación afectiva y amorosa que se establece entre dos personas, ya sean parejas de hecho, cónyuges, etc.

El objetivo principal de una terapia de pareja es ayudar a las personas a dejar de vivir con la apatía, la insatisfacción o la angustia que produce una pareja en conflicto o rota, ayudando a esclarecer la mejor forma de recuperar la felicidad perdida. Ésta, puede volverse a conseguir de dos formas: 1) a través de una separación de la pareja, mediada correcta y respetuosa o 2) con un trabajo de unión y recuperación de la relación para que vuelva a ser satisfactoria.  

En algún momento, durante la trayectoria de vida de una relación de pareja, podemos darnos cuenta de que muchos sueños, ilusiones o proyectos de vida que existían al principio, ya no están conectados o se han quedado atrás. Por otra parte, a veces encontramos que, aspectos, tan importantes en una relación de pareja, como la confianza, el respeto, la reciprocidad, afecto, sexualidad, romanticismo, complicidad, están fallando de alguna manera y lo sabemos porque experimentamos que todo eso se está quedando sin contenido afectivo y sólo son palabras sin hechos, dejando de sentir todos esos aspectos tan fundamentales y positivos en una buena relación de pareja.

Podemos sentir soledad, nos falta el acompañamiento de vida, el apoyo y el compartir la vida con la pareja, es decir, sentimos una distancia más o menos importante con respecto a la otra persona.

Cuando esto ocurre, puede deberse a una crisis por las que pasan la mayoría de las parejas durante su vida en común y que, bien cogida a tiempo, a través de una terapia de pareja, puede restablecerse la satisfacción personal y el bienestar que produce vivir con una buena relación de pareja, pero yendo un poco más allá, podemos afirmar que desde una terapia de pareja saldremos con un mayor y mejor conocimiento de nosotros mismos y de nuestra relación que nos ayudará también a futuro creciendo como personas y como pareja, aprendiendo a manejar los conflictos y adversidades que estén por venir, ayudándonos a vivir la vida más plena y de forma más positiva.